Cómo elegir las macetas para nuestros cactus

cubremacetas cactus

Cómo elegir las macetas para nuestros cactus

Cuando te preguntas qué tipo de maceta es mejor para tu cactus y te decides a buscar información, te das cuenta de que no es nada fácil decidirte por una maceta teniendo en cuenta los diferentes tipos y materiales que existen.

Como siempre, aunque es importante tener algunas cosas en cuenta, la decisión de un tipo de maceta u otro dependerá de los gustos personales de cada uno. Con este artículo queremos explicarte qué macetas puedes encontrar, para que así te resulte mucho más fácil elegir las macetas que tus cactus necesitan.

¿Cuáles son los tipos de macetas que existen dependiendo del material?

A continuación te vamos a explicar las características de los diferentes tipos de materiales de las macetas para cactus para que no dudes más cuando tengas que elegir entre un tipo de maceta u otro.

Macetas de barro cocido o terracota

Las macetas de barro cocido, al igual que las macetas de terracota, permiten que las raíces de las plantas reciban oxígeno fácilmente gracias a sus microporos. En lugares muy fríos, la terracota está desaconsejada porque podría romperse si se congela el agua que hay en el interior.

Por otro lado, las macetas de barro son aislantes y protegen a las raíces del calor y el frío. Como desventaja, podríamos decir que pesan bastante más que las macetas de plástico y no es el material idóneo para colocarlas en algunos sitios, como una estantería que no aguante demasiado peso.

Macetas de plástico

Las macetas de plástico retienen más la humedad que las de barro, pero también se recalientan cuando están al sol. Por otro lado, a diferencia de lo que ocurre con las anteriores, en las macetas de plástico las raíces se desprenden con facilidad de las paredes y, apenas pesan nada, por lo que pueden colocarse en cualquier lugar.

Macetas de resina

Las macetas de resina para cactus tienen unas características muy similares a las de plástico, pero no se calientan tanto cuando están al sol. Mientras que el plástico es poco resistente con el paso de los años, la resina es muy duradera y mantiene su color durante mucho tiempo.

Macetas de cemento o piedra

Las macetas de cemento o piedra son las más pesadas, por lo que no se recomienda colocar en cualquier lugar. Ahora bien, retienen la humedad de la tierra y son las mejores aislantes del frío y del calor.

Macetas metálicas

Las macetas metálicas no se recomiendan si van a estar al sol porque se recalientan muchísimo más que cualquier otro material. Sin embargo, si van a estar en el interior puede ser otra alternativa interesante y, muchas de estas macetas cuentan además con bonitos diseños.

Cubremacetas: ¿sí o no?

Usar un cubremaceta tiene sus ventajas, pero tendrás que valorar si realmente lo necesitas. Los cubremacetas cumplen una doble función: por un lado, permiten que la humedad de la planta no llegue a la superficie en la que se encuentra y, por otro lado, tienen una función estética que hace que nuestros cactus sean mucho más llamativos.

En definitiva, los cubremacetas son tiestos sin agujero, pero se puede plantar en ellos directamente (aunque no lo recomendamos) si se controla el tema del riego porque el agua no se escapará por ningún sitio.

 

En definitiva, no podemos decir que haya macetas para cactus mejores que otras porque todo dependerá de lo que necesites. Lo más importante es cuidar de nuestros cactus y crasas, ya que, como podremos comprobar en más de una ocasión, las plantas tienen un gran poder de adaptación.

Compartir este artículo

Deja una respuesta


Abrir chat