PROMO 5% DE DTO. Usa el código PROMOCACTUS5 y obtén un 5% dto. en tu primera compra para un pedido mínimo de 50€.

¿Aún no distingues entre suculentas, crasas y cactus? ¡Te explicamos las diferencias!

que son plantas crasas

¿Aún no distingues entre suculentas, crasas y cactus? ¡Te explicamos las diferencias!

Aunque parezca increíble, la mayoría de la gente confunde las suculentas con las plantas crasas y los cactus; algo totalmente normal cuando aparentemente son tan similares y no nos han explicado las diferencias.

Tanto las crasas como los cactus pertenecen a la misma familia vegetal: la familia de las suculentas. En total, suman nada más y nada menos que 8.000 especies distintas aproximadamente. Sin embargo, entre las crasas y los cactus existen diferencias porque han crecido en climas diferentes y, por tanto, también han evolucionado de manera distinta.

Pero si algo tienen en común, es que todas ellas saben gestionar perfectamente sus recursos de agua almacenando esta durante largos periodos de tiempo; por lo que son ideales para los amantes de las plantas que no disponen de demasiado tiempo.

¿Qué son las plantas crasas?

Las plantas crasas, también conocidas en botánica como suculentas no cactáceas, almacenan el agua en sus hojas carnosas, y dependiendo de la cantidad de riego, se dilatarán más o menos. Se cultivan en regiones templadas y cálidas, pero también en invernaderos de zonas frías.

¿Aún no sabes cuáles son las plantas crasas? El aloe vera y la sansevieria son dos de las plantas crasas más famosas y que mucha gente tiene en casa sin saber a qué familia pertenecen.

¿Qué diferencia a los cactus de las plantas crasas?

A diferencia de las crasas, los cactus han transformado sus hojas en espinas y es en el tronco donde guardan sus reservas de agua. Y te estarás preguntando, ¿para qué le sirven las espinas? Gracias a ellas, los cactus se protegen del sol y evitan deshidratarse capturando gotas de agua.

cuidado de planta crasasConoce algunas de las plantas crasas colgantes más interesantes

En esta ocasión queremos centrarnos en las plantas crasas por ser aún más desconocidas que los cactus, y en especial en las plantas colgantes por ser tan originales. Existen unas 1.400 especies diferentes de crasas, pero como no podemos enseñártelas todas, a continuación te vamos a enseñar algunas de las crasas colgantes más bonitas, que estamos seguros de que te encantará conocer. También puedes ver nuestra selección de plantas crasas online.

#1 Senecio Rowleyanus

También conocida como planta del rosario por su forma peculiar, se caracteriza por sus tallos largos y delgados en los que nacen unas pequeñas bolitas carnosas donde almacenan el agua.

#2 Senecio Radicans

La Senecio Radicans también recibe un nombre original por la forma de sus hojas. Esta planta trepadora, conocida como cadena de plátanos, cuenta con hojas de color verde azulado y flores de color blanco y malva, que florecen durante el otoño e invierno (¡no florecen en primavera!).

Senecio Radicans

 

#3 Tradescantia Zebrina

La Tradescantia Zebrina, con hojas ovaladas de color verde y plateado en la parte superior y morado en el envés, es una planta perenne con tallos muy largos, delgados y carnosos, y flores pequeñas que florecen en primavera y verano.

#4 Ceropegia Woodii

La Ceropegia Woodii, también conocida como rosario de corazones, te conquistará en cuanto la conozcas. Sus hojas, que le dan ese apodo tan bonito, suelen ser de color verde y plateado; mientras que cuando les da el sol, adquieren un tono rosáceo.

¿Cómo cuidar las plantas crasas?

Las plantas crasas no requieren un cuidado muy diferente al de los cactus. Todas estas plantas son muy agradecidas y fáciles de cuidar. El hecho de que puedan crecer tanto en interior como en exterior (proporcionándoles sol en su justa medida), las convierte en las plantas perfectas para cualquiera.

Utilizar abonos y sustratos específicos para plantas crasas es siempre la mejor opción si queremos mantenerlas bien cuidadas, y como ya sabrás, no hace falta regarlas a menudo (una vez por semana en verano y cada quince días en invierno).

Por otro lado, a pesar de necesitar mucha luz, jamás las sometas al sol directo para que no se quemen. Y como última recomendación, acuérdate de drenarlas correctamente para eliminar el exceso de agua, ya que estar encharcadas no les hace ningún bien.

Y a ti, ¿te gustan las plantas crasas? ¿Has pensado ya cuál va a ser la próxima que se sume a tu colección? Entra en nuestro amplio catálogo de suculentas colgantes y hazte con la que más te guste.

Compartir este artículo

Deja un comentario


Abrir chat